Al momento de elegir dónde vivir siempre existe una coyuntura importante: apartamento vs casa. Decidirlo tiene su complicación, pues la verdad es que ambas tienen sus pros y sus contras.

Por supuesto, antes de profundizar a detalles es de suma relevancia que primero contemples ciertos factores comparativos, como por ejemplo: propiedad, precios que involucran, traspasos para futuras ventas, comunidad vecina, entre otros.

El punto de partida depende de la preferencia personal del que adquirirá la propiedad. Lo que incluye si será una inversión o efectivamente será para vivir. En este último caso existen otros elementos a reflexionar como por ejemplo: cuántas personas vivirán en la propiedad y rutinas diarias de dichas personas.

Comencemos comparando las ventajas de ambas opciones, a saber:

  • En casa la privacidad es idónea, puesto que nadie sabrá a qué hora sales o entras. O te tienen que ver cuando no tienes ánimos.

  • Los apartamentos son más seguros, debido a que siempre hay vecinos y la vigilancia que por lo general suelen tener.

  • Sin embargo en las casas, la libertad es absoluta, pues es tu territorio por completo.

  • A su vez, en los apartamentos los gastos de mantenimiento son generalmente atendidos por proveedores del condominio por lo que no necesitas tiempo para realizarlos por ti mismo o buscar quién los hará. Asimismo, el gasto es compartido, lo que facilita un poco el proceso de pago.

  • Por el contrario, al tener una casa puedes diseñar, achicar, agrandar y hacer lo que desees. Desde construir el jardín que soñaste.

  • En un apartamento la piscina es comunitaria con lo que te ahorras tener que hacer tu mismo el mantenimiento, pero como es logico pierdes privacidad ya que es compartida

Ahora consideremos las desventajas, para tomar una decisión, te detallamos:

  • Al vivir en urbanizaciones de casas, la ubicación empieza a ser importante pues al estar en las ciudades, es muy común no encontrar zonas céntricas para su adquisición, por lo que si te toca estar en las afueras esto puede acarrear otras situaciones de evaluación como traslados, seguridad y costos asociados.

  • El espacio en los apartamentos suelen ser, por mucho, más limitados. Es decir, no tendrás tu propio jardín, mascotas fuera de tus paredes, y el almacenamiento es mucho menor.

  • Ahora bien, en casa si bien hay mucho espacio, también es cierto que a mayor espacio más son los arreglos y mantenimientos que deberás realizar en el tiempo. Por ejemplo: desde la limpieza hasta las áreas comunes.

  • Dependiendo de la zona y los servicios con los que cuenta, los apartamentos podrían acarrear gastos elevados, que no dependen solamente de tu planificación financiera.

  • También deben considerar que en caso de quererlo, agrandar o modificar es casi imposible, dado que el espacio para construir no es de tu pertenencia.

  • A veces los vecinos no son tan agradables como se quiere.

Analicemos a profundidad para esparcir las posibles dudas que revolotean en este momento por tu casa. ¿Te parece?

¿Qué estilo de vida llevas?

Si para ti, la mejor alterativa es vivir con todo céntrico, cerca de cualquier lugar, quizás un apartamento puede ser la solución. Por el contrario, si el ruido no es lo tuyo, el gentío y el dinamismo, debes considerar un entorno lejano, para lo que las casas se ajustan ampliamente.

Si tienes familia con niños, por supuesto que tener suficiente espacio para dar cabida a varias personas, incluyendo animales domésticos, es un requisito casi obligado o mejor dicho, necesario. Las casas, se adaptan bien en este sentido. Sí, no tienes estas responsabilidades eres soltero o empezando tu vida de pareja, los departamentos serán fabulosos para iniciar el proceso.

Situaciones que se presentarán en ambos casos

  • Los vecinos. Si optas por una casa no deberás lidiar con frecuencia con ellos como si lo debes hacer a diario viviendo en un departamento. Por lo que procesos como: cambiar el color de las paredes exteriores, organizar una reunión en la noche, no serán tan sencillos en esta última decisión.

  • Los ruidos: Pues sí, dormir hasta tarde puede ser interrumpido por un poco simpático sonido, escándalo y afín. ¿Suena loco? Imagina ver una película de terror y de pronto suena algo, qué miedo; o por el contrario, estás en el quinto sueño y de pronto empiezan a taladrar. Obviamente la casa te da más privacidad, pero el apartamento, te da más certidumbre. Sin embargo, siempre hay en mayor o menor medida.

  • Limpiar. Siempre tendrás que hacerlo. Solo que en una lo cosa es más un acto de heroísmo. Pues, al vivir en tu propia casa, independiente de todo, la tarea de la limpieza será más pesada. Pues es toda tuya. En cambio, en los apartamentos, será mucho más sencillo debido a que existen las conserjes, los proveedores y solo deberás ocuparte de tu limitado espacio. ¿Valdrá la pena?

  • Convivencia familiar. Cuando vives en departamentos, no te queda otra que compartir en mayor medida con tus seres queridos, debido a que el espacio es más reducido y coinciden más en sus rutinas individuales o simplemente comparten áreas comunes. En casa, no suele ser así, pues a mayor espacio, menor interacción. Cabe destacar que eso depende de cada dinámica, pero estás dispuesto a que se convierta en lejanía. ¿Cómo lo ves en tu caso?

  • Amadas mascotas. Seas soltero o tengas cinco hijos, siempre una mascota nos alegra el día, razón por la que cada vez más personas tienen aunque sea una o dos en su hogar. Esto tiene sus cosas importantes, pues no vas a dejar a tu mascota por elegir una u otra. Simplemente, en casa estará más libre, podrás tenerlo en el jardín, mayor área para su esparcimiento; en cambio en un apartamento, será mucho más planificado: deberás bajar a pasearlo, establecer un lugar pequeño para su estadía, limitar su área de baño a un pedazo dejando algunos olores dentro de tu espacio tan deseado. Como sea, debemos pensarnos en la salud de todos, incluyendo nuestras amadas mascotas.

Ahora que puedes saber todo esto, ¿cómo te visualizas viviendo? ¿Qué será mucho más cómodo? ¿Qué les gustará más para comprar en la Manga un piso o una casa?